miércoles, mayo 11, 2005

BELLOS

En este mundo recauchutado con silicona, estirado a base de liftings, repoblado gracias a injertos e inflamado de esteroides, quizás deberíamos aprender a reírnos un poco más de nosotros mismos, quitándole algo de importancia a eso de la belleza.

Podemos empezar con un sencillo ejercicio:
Pincha en el “espejito, espejito mágico…”
para visualizar y escuchar esta instalación de la artista
Pilar Albarracín (quizás tarde unos segundos en cargar el sonido)

9 comentarios:

Blogger guasabi said...

la belleza es bella cuando te ríes con ella...


*yomismo pensando en unos piquitos de BOTOX, de esos que te paralizan la risa.

12:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

lo ves?... después de un miércoles jodido donde los haya, alguien, un desconocido, te provoca una risa sonora.
la verdad es que ese ejercicio, reirse de uno mismo, lo practico con frecuencia. Gracias.

Otro

1:06 p. m.  
Anonymous ojos claros said...

¡habrase visto! ¡pero bueno! ¿yo feo? ¡tu a mi no me conoces! ¿yo feo? ¡eso no te lo crees ni tu! ¡vamos con lo monisimo que soy yo!

1:27 p. m.  
Blogger Jesús said...

A Ojos Claros:
Deberes - Vover a leerse mi post.

Guasabi: el Botox ni torcarlo, que te veo venir...

Y a Otro: Gracias por la visita, majo.

3:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

jajajaja, es genial, yo a veces me lo digo.
pero otras, muchas, la verdad, me miro me sonrío y me digo ¡cómo me gustas, chica¡
eso tiene castigo y no te preocupes porque la pago con creces
;)

7:31 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

jeje, me gusta, además al sonreir y reirse de si mismola gente está más guapa, no?.

siloam

1:52 a. m.  
Anonymous ojos claros said...

¡Ya lo he leído otra vez, pero yo me sigo viendo guapisimo! (que es lo importante)

11:32 a. m.  
Blogger Jesús said...

eres un caso perdido, majete.

11:56 a. m.  
Anonymous ojos claros said...

jajajja.

12:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home