martes, mayo 03, 2005

A LA DE UNA, A LA DE DOS...



Entre atónito y desafiante parece el pequeño alien de esta fotografía de Celina Alvarado -Celina Alvarado-, pequeño invasor que explora con mirada abierta y objetiva un mundo que le es extraño.

¿Qué le mantiene tan perplejo? ¿Qué llama tan poderosamente su atención? ¿Su forma? ¿Su tamaño? El signo, imaginamos. El signo, cuyo significado desconoce. Pobre de él si es así: dos pasos más y su estilizada anatomía, producto de millones de años de evolución y perfeccionamiento genético, será aplastada contra el asfalto si no se anda con cuidado. Pobre, pobre alienígena, extraño ángel también él.

Del mismo modo, atónito y perplejo, desafiante y atento como este extranjero, permanezco un buen rato antes de inaugurar este sitio. Conozco el signo y entro con prudencia. Cedo el paso, que nadie me arrolle al entrar. Sobre su escenario de road-movie, un conductor piensa que ha atropellado una alimaña del camino. Pobre extraño ángel. Yo, que le ví cruzar sin mirar, lamento a distancia su suerte.

Ahora es mi turno: miro a la derecha, miro a la izquierda. A la de una, a la de dos, a la de tres.

2 comentarios:

Anonymous Anónimo said...

Qué weblog más bonito!

1:46 a. m.  
Blogger guasabi said...

carísimo amigo..
la vida,los adioses, los reencuentros, los abrazos. Todo desde una nave espacial (no abandonata, como dice la Fangoria)extraterrestre desde lejos, muy lejos y a la vez tan cercana.
Bienvenido al planeta blogero, espero que disfrutes del viaje aqueste que ahora comienzas...
un beso.

12:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home